23.2 C
Caracas
martes, 6 diciembre, 2022

Cierre del servicio de Nefrología de El Algodonal afecta a casi 100 pacientes

El área, que se ha reinaugurado dos veces en menos de 10 años, suspendió sus servicios por falta de personal e insumos para diálisis. La presidenta del Colegio de Profesionales de la Enfermería del Distrito Capital detalló en su cuenta de Twitter las limitaciones técnicas que derivaron el cierre técnico

-

Caracas.- La primera semana de enero se materializó el medio de 94 pacientes con insuficiencia renal que se atendían en el Hospital General Dr. José Ignacio Baldó. El lunes, 4 de enero, las puertas del servicio de Nefrología amanecieron cerradas hasta nuevo aviso, por quinta vez en menos de 10 años. El cierre fue consecuencia de la escasez de insumos para las diálisis y un prolongado déficit de personal médico y de enfermería, confirmaron a El Pitazo trabajadores del centro de salud.

El servicio había sido reinaugurado el pasado 13 de septiembre durante una transmisión del gobernante Nicolás Maduro en el canal del Estado. Menos de cuatro meses después, la falta de suministros hizo insostenible la operatividad. Agujas para fístula, filtros y catéteres, indispensables para las terapias de sustitución renal dejaron de llegar regularmente en la primera quincena de octubre. Es decir, apenas un mes después de la televisada ceremonia de reapertura.

“Son casi 100 pacientes a los que se les dejó en el aire. La escasez era evidente antes y después de la inauguración. Esto se advirtió desde que comenzaron los trabajos. De nada sirve que se instalen los equipos más avanzados, se pinten las paredes o se cambien algunas baldosas, si no hay personal para mantener el servicio. Ni un mes duró la dotación en la cantidad y la fluidez que se requería. Esto es un retroceso para todos”, lamentó Idalia Carpio, enfermera del área de emergencia.

LEE TAMBIÉN

Pacientes denuncian que hospitales de Los Teques no tienen insumos para diálisis

Sin opciones

María Corro, con más de 15 años de servicio en el establecimiento ubicado al suroeste de Caracas, agregó que a los afectados no se pudo ofrecer alternativa para continuar las diálisis. El tratamiento es la única terapia disponible para personas con insuficiencia renal en el país. Una vez con el diagnóstico, los pacientes deben recurrir a la terapia al menos tres veces por semana. De lo contrario quedan expuestos a complicaciones por la incapacidad de eliminar las sustancias nocivas o tóxicas de la sangre.

“Ni siquiera se les pudo dar una opción, porque las otras unidades de diálisis de la ciudad están colapsadas. Conseguir un cupo no es tan sencillo porque donde no falta el agua, falta el material y donde hay todo eso, no está el personal. Lamentablemente tampoco hay otro tratamiento y la otra alternativa, que es el trasplante, está suspendida en el país desde hace como tres años. Ojalá buscan una solución pronto. Hay vidas en serio riesgo”, indicó.

Ana Rosario Contreras, presidenta del Colegio de Profesionales de la Enfermería del Distrito Capital, detalló en su cuenta de Twitter las limitaciones técnicas que derivaron el cierre técnico. Según Contreras, las 9 máquinas de hemodiálisis, 1 planta de osmosis, quedaron fuera de servicio por falta de material para su funcionamiento. Mientras, que 1 equipo de ultrasonido está inoperativo porque no hay personal capacitado para su manejo.

LEE TAMBIÉN

Lara | Ericka camina 20 cuadras y recorre 100 kilómetros para ir a diálisis

Antecedentes

En 2012, durante la gestión de la exministra de Salud Eugenia Sader, la sala fue rehabilitada completamente. Las reparaciones se completaron en casi un año de trabajo. Entonces se instalaron nuevos equipos, como parte de un proyecto de relanzamiento del complejo hospitalario. Con la salida de la funcionaria el plan se descontinuó, pero el área quedó operativa.

«Ayer llegó un nuevo cargamento, no tenemos problemas con los insumos, el Servicio Autónomo de Elaboraciones Farmacéuticas nos está garantizando el equipamiento completo y constante», sostuvo Alí Barrios, director del hospital para la época a la Agencia Venezolana de Noticias el 9 de mayo de 2012. Barrios actualmente dirige la Maternidad Concepción Palacios.

En estos ocho años la capacidad se redujo paulatinamente. De los 500 pacientes que la sala recibía a la semana, entre 2014 y 2016, quedaron los menos de 100 actuales. Muchos emigraron y otros se mudaron de centro de atención. Desde la suspensión del servicio no se conoce la posición oficial de las autoridades. El Pitazo intentó infructuosamente contactar a la directiva del centro asistencial durante las 24 horas previas a esta publicación.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a