Antonio Ecarri, abogado, profesor universitario, presidente de la Alianza del Lápiz y de la Casa Uslar Pietri descartó la posibilidad de participar en unas elecciones primarias por considerarlas como unos comicios internos de los partidos que conforman el G4. Añadió que un ambiente polarizado puede beneficiar al gobernante Nicolás Maduro

Entrevista: César Batiz Redacción Madelen Simó

El presidente de la Alianza del Lápiz Antonio Ecarri considera que el escenario político de Venezuela cambió y que el ciudadano está agotado, descontento y rechaza la política tradicional tanto del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) como de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Por ello, el dirigente se muestra escéptico ante las elecciones primarias de la oposición, al considerar que son más unas elecciones internas del llamado G4, los cuatro partidos opositores que, a su juicio, están devaluados.

En este sentido, Ecarri puntualizó que un ambiente polarizado favorece al gobernante Nicolás Maduro en una elección presidencial. Aseguró que eso es lo que el mandatario chavista quiere, que “haya una primaria que ya está arreglada con él (Maduro) además, una elección interna donde el chavismo participaría para escoger al peor candidato de la oposición”. Así lo precisó en el Twitter Space realizado por El Pitazo, el jueves 1 de diciembre, que estuvo moderado por el director del medio, César Batiz.

¿Cuándo se anunciará la fecha de las primarias?

—¿No pensar en una candidatura unitaria sería una forma de ayudar a Maduro?

—En lo absoluto, creo que más bien ayuda a Maduro la polarización entre las castas políticas que hoy están marcando la historia de Venezuela. Maduro quiere que haya una primaria que ya está arreglada con él. Además, una elección interna donde el chavismo participaría para escoger al peor candidato de la oposición. De eso ya están hablando en México, de eso se trata todo el show que están montando.

—¿Usted afirma que las primarias están acordadas con Maduro?

—Sí, absolutamente.

—¿Qué pruebas tiene de eso?

—Ya ha pasado en otras partes. Te lo pueden decir los carabobeños cuando intervino el Psuv para escoger candidatos en las elecciones primarias. La mejor maquinaria la tiene el Psuv y eso hay que reconocerlo. Lo que ocurre es que quienes votarían en las primarias es un grupo muy reducido de gente, una exclusividad del G4 y no está participando la gran mayoría nacional. ¿Qué es lo que debemos hacer? Construir una plataforma nacional donde todo el mundo se sienta parte en estos tiempos de polarización. 

No podemos seguir haciendo lo que se hace desde el año 1998, buscar un solo candidato y ese candidato sale derrotado por el chavismo. Eso no puede ser, tenemos que despolarizar el país y desde allí construir una candidatura que represente el descontento hacia el chavismo y hacia la oposición; esa es una posición distinta.

—¿Antonio Ecarri está dispuesto a medirse en un proceso de primarias con diferentes candidatos de la oposición?

—El problema es que las primarias se han desnaturalizado, hay un grupo político que ha venido secuestrando la exclusividad de la oposición venezolana, que no representa la inmensa mayoría de este país. 

Las fuerzas emergentes salimos como una respuesta a ese país que está descontento, y se vería muy mal de mi parte seguir lavando la cara a los intereses del G4, que son los que han venido manipulando a la oposición venezolana, que han utilizado el voto protesta de la oposición para hacer lo mismo que hace el Psuv. Los terribles episodios que tenemos con Monómeros, Citgo, el tema de la corrupción, el pésimo manejo de los fondos de Venezuela en el exterior son claros ejemplos de que son una fuerza que deben pasar a la historia, dejar a un lado esta línea de derrota y estas páginas de tristezas que han marcado los últimos años del país. 


Venezuela cambió, este no es el mismo escenario del 2015, 2010, este es un escenario con un venezolano nuevo, que tiene unas características especiales, una de ellas es que rechaza la clase política de hoy, la política tradicional tanto del Psuv como de la MUD

Antonio Ecarri, presidente de la Alianza del Lápiz

—En definitiva, ¿Antonio Escarri no participará en las primarias? 

—Esas no son primarias, son las elecciones internas del grupo que controlan los cuatro partidos devaluados y decepcionados de la oposición venezolana.

—Entonces, ¿cuál es la opción para escoger un candidato unitario o no cree en un candidato unitario para enfrentar a Maduro? 

—Creo en la necesidad de que exista un candidato que sea el representante del gran descontento nacional. 9 a 1 de los venezolanos quieren algo nuevo. Nosotros desde Lápiz vamos a construir esa opción, estamos trabajando duro desde el punto de vista latinoamericano, global, desde el punto de vista de las relaciones internacionales, modelos económicos, mayorías populares, de gestiones donde tenemos alcaldes. Estamos tratando de hacer una agenda diferente con una gestión diferente a estos terribles años que han pasado, ese yin yang entre la oposición y el chavismo. 

—Si el candidato no es Antonio Ecarri, ¿apoyaría la fórmula de un candidato que represente, como dice usted, a la mayoría? 

—Bueno tiene que representar a la mayoría que hoy no existe. Ahora, tiene que pasar el tiempo y demostrarse; es decir, tiene que ser un candidato que se desvincule de la corrupción, de este circo político, creo que tiene que ser un candidato que represente a los grandes intereses nacionales. Tiene que representar al país y garantizarnos a todos, un cambio hacia el conocimiento, a la educación, ese es el gran valor de este país. 

—En el contexto de los acuerdos en México, Maduro dijo que para que haya elecciones libres debe haber un levantamiento de las sanciones. También mencionó que él hará su negociación con actores como la Alianza Democrática y Alianza Lápiz. ¿Qué tiene que decir sobre este último punto que Maduro lo convoque para negociar? 

—Se está abriendo una nueva página de la historia de Venezuela y nosotros tenemos que estar de acuerdo con la época que estamos viviendo. Creo que la época de la pelea, el conflicto, deben borrarse de una vez, los diálogos tienen que ser como en cualquier país civilizado del mundo. Tiene que darse entre el Gobierno, factores independientes, de oposición, la diversidad de un país tiene que hablar para resolver los problemas de la gente. 

—Usted dice que el diálogo que pueda tener Maduro con la oposición o el G4 no sirve, pero ¿sí sirve el que pueda tener Maduro con usted o con otras organizaciones políticas?

–No, en lo absoluto. Fíjate lo que pasa es que el diálogo del G4 termina siendo un diálogo excluyente, el diálogo que nosotros estamos planteando no es conmigo mismo, el diálogo con Lápiz no es suficiente, debe ser nacional con los actores venezolanos, con los sectores populares, con las fuerzas sociales que hacen vida en el país para resolver los problemas nacionales. Eso es lo que debemos resolver.


El diálogo en México no es entre la oposición y el Gobierno, es un diálogo entre los gobiernos de Venezuela y Estados Unidos, y hay unos actores políticos que están en el medio disfrazando el asunto

Antonio Ecarri, presidente de la Alianza del Lápiz

—Si Maduro ya tiene todo arreglado con la oposición, ¿por qué se molesta en buscar a otros actores políticos? 

El problema del Presidente es que está aquí en Venezuela. Entonces, él sabe que sentándose con unos actores caducos en México no va a resolver los problemas nacionales. Los problemas nacionales se resuelven en Venezuela con actores legítimos que están aquí. A mí no me puede representar, por ejemplo, un G4 que fue duplicado en votación por la alianza del lápiz aquí, en Caracas, y triplicado en el estado Aragua. La verdad es que el escenario político cambió. 

¿Está Fedecámaras, la Iglesia, están los sectores sindicales, los gremios? No, no están sentados en México y esa oposición vencida y devaluada no puede estar representando a los grandes intereses nacionales. Por eso es que en México lo que hay es un diálogo bilateral entre el Gobierno de Maduro y el de Estados Unidos, (…) la verdad es que hoy la importancia que tiene Venezuela es por la guerra de Ucrania. Por eso se está tratando de liberar todas esas sanciones, porque necesitan de nuestro petróleo, pero el problema venezolano lo tenemos que resolver los venezolanos.

Ahora, ¿cómo lo resolvemos? Con la Constitución, con las leyes, con un cambio sin sobresaltos, con nuevos actores que no signifiquen parte de la vieja camada, que no reconocen sus errores, que son los mismos que formaron parte de la corrupción de Monómeros, por ejemplo.  

Frente a todas estas cosas, nosotros necesitamos renovar a la clase política venezolana y eso es lo que está pidiendo el país. La inmensa mayoría de venezolanos está pidiendo nuevos actores, nuevas ideas, nuevos métodos, nuevas maneras de hacer las cosas y no quedarnos anclados en esa vieja foto del pasado, del 2010, del 2015 o del 2018. Este es otro país, que requiere nuevas respuestas y la Alianza del Lápiz lo que quieres hacer es buscar respuestas y soluciones innovadoras ante problemas muy graves que vienen después de la pandemia. 

—En las elecciones pasadas usted no aparecía en el cuadro y luego quedó en el segundo lugar en el municipio Libertador. Ahora, en los estudios de opinión, por simpatía o intención de voto, no aparece. Su presencia en el municipio Libertador y en Aragua no significa que su figura tenga un alcance nacional, ¿cómo hará?

—Estamos buscando cosas nuevas, pues estamos sembrando. Hoy tenemos una estructura en todo el estado Aragua y consideramos que allí somos la primera fuerza política después del Psuv, y vamos a seguir subiendo. En Caracas también somos la primera fuerza política después del Psuv, según las elecciones de 2021.

Ahora, lo que estamos buscando es acercarnos mucho más a la gente. Las elecciones son en 2024 y la gente va a ir conociendo la propuesta de Lápiz, una visión de país muy diferente a lo que ha pasado en los últimos años. Nosotros tenemos un plan que se llama La Nueva Venezuela, que tiene tres ejes programáticos: el desarrollo humano, que es la educación y salud para salir de la pobreza la economía abierta para salir de la crisis, y el tercero, la democracia plural de volver a Venezuela, salir de esta polarización que solamente existe en los cuadros políticos. 


Te puedo decir que mi principal rival para ganar las elecciones presidenciales se llama la abstención, vencer al descontento, vencer a la desconfianza y a la desesperanza

Antonio Ecarri, presidente de la Alianza del Lápiz

Mi ruta es construir una opción independiente que convenza a los venezolanos que podemos hacer un cambio a través de los votos. Ellos llegaron con votos y se van a ir con votos. No queremos ser ni parte del conflicto sino un rostro nuevo del país y una fuerza independiente que no venga con factura ni con venganza.  

—¿Cómo va a financiar su campaña política?

—Rayando el queso y dando tres golpes al rayo. Lo primero que haremos es una campaña diferente, no va a ser una campaña de los reales. Será una campaña con lápiz desde la educación, una campaña que ya arrancó en esencia en casi todos los estados del país. Una campaña que tiene a la educación como línea de trabajo, que vamos a hablar de rendición de cuentas, de transparencia, de los cambios económicos, del impulso a la actividad petrolera.  

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.