Los pescadores artesanales del estado Sucre perdieron hasta la atarraya

205

Por: Freddy Bogady

Los pescadores  artesanales  del  estado Sucre están  atravesando por  un  verdadero  calvario  para poder pescar. La falta de suministro de gasolina,  por parte del  Gobierno,  dificulta las  faenas de  pesca. Muchas  veces, cuando se adentran en el mar en busca de bancos  de pesca  se les  acaba  el  combustible durante la travesía  y quedan  a  la deriva. A esto se le suma la necesidad de un plan de ayuda para el mantenimiento de  las embarcaciones, pues los  materiales para  reparar  los  botes  son  muy  costosos, al igual que los  repuestos  para  los  motores y  los  implementos  de pesca. 

Esta  situación  tiene  al sector  pesquero  artesanal  empobrecido. Estoy hablando de esos que laboran con anzuelo, palangreros y atarraya. Los más humildes y necesitados del sector, pero que tienen este oficio como principal ingreso económico y fuente de alimentación de su familia.

Estos trabajadores del mar han denunciado  que debido  a la ausencia  de  ayuda  gubernamental  muchos botes se  han  podrido en  las  enramadas, mientras esperaban los recursos para ponerlos en funcionamiento. En consecuencia, han debido abandonar  su  oficio y comenzar en otros desde el principio.

Recuerdan  los  pescadores  de los  municipios parianos y otros del estado Sucre  la existencia, años atrás, del  Instituto  de Crédito Agrícola  y  Pecuario, que poseía oficinas en  la  ciudades de Cumaná y Carúpano. La institución otorgaban  créditos al  sector  pesca previa  proformas  emitidas por las  casas  comerciales que para entonces  estaban  surtidas  con insumos para  la  construcción de botes peñeros, motores fuera de borda de  buenas  marcas, así como anzuelos, redes y todo  lo necesario para la actividad pesquera.

Los pescadores piden al Gobierno nacional la restitución de los organismos crediticios porque,  de lo  contrario, este  sector  tan  deprimido profundizará su deterioro. Condiciones que ya pueden apreciarse en algunas poblaciones del oriente del país.

Las consecuencias de la falta de apoyo gubernamental se expresan en la disminución de la producción y del empleo, especialmente en las áreas de enhielado, descargas, comercialización, reparación  y  elaboración de palangres, atarrayas, trenes, construcción y restauración de los botes y de las enramadas.

Para estos trabajadores lo último que  se  pierde  es  la  esperanza, y no dejan de elevar sus plegarias a la Virgen Del  Valle  patrona de los  pescadores, cuyo día se celebra en septiembre, para que le toque el corazón al Gobierno nacional y les devuelva las condiciones que al menos tenían hace 20 años atrás.  El valor que tenía el oficio traducido en la aprobación de políticas públicas de amparo e incentivos al sector pesquero artesanal del estado Sucre.

FREDDY BOGADY FLORES | Facebook: Freddy Bogady Flores.

Abogada güireña / Activista comunitaria

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.



Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.