23.2 C
Caracas
martes, 6 diciembre, 2022

Gandolero en frontera colombo-venezolana: no tengo información sobre cómo volver a trabajar

Transportista de la frontera de Venezuela con Colombia relató a El Pitazo su expectativa con la reanudación de las relaciones comerciales. Teme que el proceso no sea rápido y siga sin trabajar en el paso binacional

-

Táchira.- Emocionado y ansioso. Para Javier Quintero, conductor de gandolas desde hace 30 años, el restablecimiento de las relaciones comerciales entre Venezuela y Colombia podría representar el beneficio de volver a trabajar como lo hacía antes, porque desde 2019 su actividad se vio afectada.

“Esto es espectacular. Estamos esperando que la abran por completo porque yo trabajo con gandolas en Venezuela y esta reapertura ojalá active el comercio y la economía en el país. Estoy listo para esta reapertura. Mi unidad de transporte ya la he acondicionado, estoy en la espera, hasta el momento no tengo información de si podré pasar con mi gandola. Esa es la verdad. No tengo información sobre si podré volver a trabajar con ella”, explicó a El Pitazo.

Desde 2019, el comercio internacional fue suspendido desde Venezuela debido a que Nicolás Maduro anunció la ruptura de las relaciones diplomáticas y por ende comerciales con Colombia, desde esa fecha, los trabajadores aduaneros, empresarios, transportistas, gandoleros y los ciudadanos comunes vieron interrumpida su dinámica en la frontera y especialmente, sus ingresos.

“Ni pensar o calcular cómo me ha afectado a mí el cierre de frontera. Yo era una persona que pasaba hasta 30.000 neveras al mes o productos de una empresa a Venezuela y los distribuía por el resto del país, repartía por todo el país, pero esa situación cambió y ahora trabajo únicamente movilizando dentro y es muy poco lo que se hace”, dijo.

El reinicio de las relaciones económicas fue el 26 de septiembre, pero él espera ir a la aduana y a los consulados para saber si la empresa en la que estaba en 2020 volverá a laborar por la frontera del Táchira y así retomar su actividad, que económicamente lo favoreció por tantos años.

La vida de Quintero cambió drásticamente. Anteriormente, viajaba desde El Piñal, en el municipio Fernández Feo, al sur del Táchira, y cruzaba la frontera para buscar mercancía y llevarla al centro del país en Venezuela. Con el cierre de los puentes internacionales ahora debe viajar desde El Piñal hasta Carabobo o Lara y volver al Táchira a distribuir mercancía. “Nuestro fuerte siempre ha sido la frontera porque estamos aquí mismo. No hay tanto viaje”, aseveró.

Las autoridades de Venezuela y Colombia destacaron que la reapertura de la frontera fue simbólica. Hasta el momento no hay información sobre cómo continuarán las actividades comerciales entre ambos países ni cómo harán los comerciantes y los empresarios que también quieran reanudar o empezar con las labores comerciales.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a